Realizar una limpieza energética está íntimamente relacionado con la sanación espiritual.

Cuando vivimos dificultades, situaciones de dolor, enojos o incluso cuando nos sentimos agraviadas por el entorno, algo se fragmenta en nuestro ser, nos llenamos de energías perniciosas que, con el tiempo generan bloqueos en nuestros chakras en nuestra aura y por ello, como consecuencia enfermamos, sentimos estrés e incluso, podemos comenzar a vivir tristeza profunda, para poder estar mejor, es fundamental realizar una limpieza energética.

Estas pequeñas roturas del alma, generan la sensación de separabilidad que hace que sintamos soledad, más frustración y que entremos en un bucle de dolor.

Realizar una buena limpieza energética

Ahora bien, podemos hacernos una buena limpieza energética. Eso nos permitirá ver que todo es más sencillo de llevar cuando la energía espiritual femenina fluye correctamente por nuestro cuerpo.

Sentimos que emos recuperado nuestro poder y nos sentimos libres  de esas energías pesadas que se han ido multiplicando en interiormente, debido a los episodios vividos en estos tiempos que estamos viviendo.

No obstante ¿por dónde podemos comenzar? ¿cómo podemos hacerla?

Aquí te propongo una práctica específica para limpiar tu energía en 6 pasos.

Existen muchas más, pero esta en particular, me resulta muy fácil, bella, ritualista y muy efectiva.

Comenzamos…

  1. Crea un espacio sagrado.
  2. Tomate tiempo para reflexionar, escribe.
  3. Presta atención a tus chakras.
  4. Aprende a soltar.
  5. Limpieza PROFUNDA.
  6. Comienza a sentir Gratitud.

Paso a paso, te iré contando como puedes hacerla, te invito a no saltarte ningún paso, todos ellos son sumamente importantes en este proceso. Recuerda que de ello depende que vuelvas a conectar con tu espiritualidad como mujer y que tu energía fluya libremente en todo tu ser.

Paso #1: Crea un espacio sagrado.

Para comenzar y realizar las prácticas, te propongo como primer paso, abrir tu espacio sagrado. Este paso es importante porque te permitirá equilibrar la energía de tu entorno y comenzar a sanar tu energía femenina. Recuerda que poner orden fuera implica poner orden dentro, estarás diciéndole a tu inconsciente que estás poniendo orden en todos tus mundos.

Esto lo haces de una forma muy sencilla:

  • Pon en orden la habitación donde harás la meditación.
  • Papara un pequeño altar y pon en él, un cuarzo blanco, un pequeño cuenco con agua, una vela encendida y un incienso. Los cuatro elementos activan en ti las memorias sagradas de tu femenino espiritual.
  • Pide protección a los ángeles, a los seres de luz y a tus guías, para este encuentro que tendrás contigo misma sea desde el amor, la luz y con paz.
  • Por último, colócate cómoda, con papel y lápiz para apuntar.

 

Paso #2: Tomate tiempo para reflexionar y escribe.

No sé a ti, pero a mí, escribir lo que siento o me preocupa, mis miedos y mis bloqueos personales, me permiten darme cuenta e ir soltando, digamos que me ayuda a «liberar» el alma, a darme cuenta de mis verdades y eso me aporta paz.

Sé que muchas cosas no se podrán resolver de un día para otro, sin embargo, ser consciente de ello, da la oportunidad de encontrar el camino a la conexión real con la espiritualidad de la mujer y a la hora de hablar de sanación espiritual, este es el primer paso, ser conscientes.

Vamos a profundizar un poco más en ti, a encontrar otras formas de reencontrarte contigo y tu verdad. por eso, te invito a hacer un poco de reflexión sobre cómo ha sido tu ciclo y que escribas, responde con verdad a las siguientes preguntas, recuerda apuntar en tu cuaderno.

Autoanálisis:

  • ¿Hay algún tipo situación que se repite en mi vida y ya no quiero seguir atrayendo?
  • ¿Hay alguna cosa que hago por los demás, que no me gustaría seguir haciendo?
  • ¿Cuáles son las personas o situaciones que quizás debería quitar de mi vida porque no me aportan nada? ¿Las puedo soltar?
  • ¿Hay alguna relación tóxica con la no quiera seguir adelante?
  • ¿Hay alguna persona que deba soltar para recuperar energía?
  • ¿Qué hago en mi vida, que no me esté aportando absolutamente nada?

Cuando respondas a estas preguntas, no hace falta que busques soluciones, simplemente identifica todo aquello que ocupa espacio en tu vida y que crees que no se lo merece porque en lugar de aportar algo, te resta energía, tiempo y te causa sufrimiento…

Seguro que encuentras varias cosas, no te desanimes, de eso se trata. Continuamos…

Paso #3: Presta atención a tus chakras


A medida que haces estas reflexiones, presta atención a tus chakras, cada uno de ellos guarda memorias de los momentos que has vivido con estrés y de algunos recuerdos de dolor que has tenido que pasar.

Trata de sentir en que chakras se ha acumulado esa vibración. Puedes hacerlo solo sintiendo donde hay malestar o dolor al momento de ir respondiendo las preguntas o, poniendo tu mano derecha sobre cada uno de tus chakras y dejarte llevar por la intuición, serás guiada por tu presencia interior y podrás descubrir donde está el bloqueo.

Cuando tengas localizado el chakra o los chakras que han sido influenciados por esta carga energética, comienza a respirar profundamente, en cada inhalación llena este chakra de luz, amor y paz. Luego exhala con fuerza y deja salir de este chakra la energía estancada.

  • Inhalas luz, exhalas oscuridad.
  • Inhalas amor, exhalas miedos.
  • Inhalas paz, exhalas dolor.

Repítelo hasta que cada uno de tus chakras quede libre, hasta que te sientas liviana y en plena paz. Si sientes deseo de llorar, date el permiso, estás sanando.

Tomate tiempo en hacer esta práctica, recorre cada uno de tus chakras si crees que es necesario. Sigue hasta que te sientas más tranquila contigo misma.

Paso #4: Aprende a soltar.

Durante esta introspección profunda, trata de encontrar formas de cómo puedes soltar de forma realista todo eso que te pesa y ya no va más para ti.

Tendrás que valorar que soltar situaciones o personas de tu vida no es un cambio inmediato, más bien, supone un proceso progresivo, o implica la tarea de enfrentarte a otra persona y con sinceridad dejarle ir.

Escribe tus valoraciones, como crees que podrás poner un límite o dejar ir.

Aquí voy a decirte que no te preocupes, que no pasa nada, eso lo podrás hacer de forma gradual, la única persona que puede decidir cuándo lo harás, eres tú.

Mientras tanto seguiremos ocupándonos de ti. De eso se trata este post.

Paso #5: Limpieza energética profunda.

Ahora vuelve a tu cuerpo físico, una vez que estés sintiéndote otra vez, visualiza una llama violeta que se enciende en tus manos, el fuego calienta tus manos y comienzas a hacerse más fuerte.

Ahora, alimenta esa llama violeta con el amor que hay en tu corazón. Visualízala creciendo, creciendo cada vez más, tanto que te invade. La llama violeta comienza a ocupar tu cuerpo entero, desde los pies a la cabeza, el fuego de la llama violeta quema… sí, quema los rastros de dolor y energía negativa que aún quedan en ti, en tus chakras y en tu aura.

Esta llama violeta, se hace tan grande que ocupa todo el espacio sagrado donde estás. Ahora podrás repetir la siguiente invocación:

Invoco a las jerarquías celestiales, a Metatrón el arcángel y a los elementales del fuego. Hago un llamamiento al Ángel del Fuego para que santifique mi alma y espíritu. Invito a la fuerza de la trasmutación para equilibrar todo mi ser. Invito a los seres de los reinos celestiales, a los poderes Divinos para manifestar la paz eterna en mí. Pido y solicito que la limpieza profunda y completa de mis cuerpos se efectúe, aquí y ahora, amen.

Date tiempo para sentir esta purificación completa. Mientras esto sucede, sigue visualizando como la llama violeta hace su trabajo, siente a los seres celestiales a tu alrededor, no estás sola, deja que cuiden de ti.

 

Paso #6: Comienza a sentir Gratitud.

Por último, te invito a visualizar tu vida sin todos esos agujeros negros de energía. ¿Te animas a imaginarlo? Venga, pues vamos a conseguirlo. No te frenes.

Cuando lo tengas, sostén esta imagen en ti el tiempo que puedas. Siente la alegría, la paz y la belleza de vivir acorde a los deseos y sueños de tu alma, agradece esa realidad que ahora estás creando. Intenta sostener ese momento de gratitud unos minutos.

¿Has podido hacerlo? Te felicito.

El ideal sería que repitas esta esta práctica con sus visualizaciones 21 días, pero, intenta hacerlo como mínimo 3 días seguidos. Cuando pase ese par de días, vuelve a conectar con tus chakras y siente como están. Si siguen cargados de energías de dolor, vuelve a repetir los 6 pasos.

Estamos empezando a sembrar una buena iniciativa de cambio en tu vida para que seas más feliz y está más en paz.

Este ejercicio es una buena base para plantear lo nuevo en tu vida.

 

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Si quieres recibir guía espiritual y comenzar conectar más profundamente con tu SER ESENCIAL puedo acompañarte:

Con el próximo curso que he preparado para ti: 7 Rayos y el puente de la libertad. Despierta tus dones y se libre.

Con mi método breve de sesiones personalizadas: “Para sanar el sufrimiento y encontrar la paz”

Con el curso online: “Vibra alto en el amor” con Registros Akáshicos Estelares.