Es momento de que te dejes amar, no estás sola. Además de la cantidad de personas como tú que están buscando ser felices, están la ESTRELLA MADRE y la ABUELA LUNA.

Ellas te quieren y cuidan tan tiernamente de ti, que, si lo supieras, no pasarías ni un segundo de tu vida existiendo en la separabilidad o preocupándote con miedo.

Deja que la estrella Madre y la abuela Luna carguen con tu lastre, deja que ellas disipen tus miedos, pon tus preocupaciones, arrepentimientos y vergüenzas en su altar.

 

Déjate amar por la Abuelita Luna.

Desde siempre nos hemos sentido fascinadas por el embrujo de la luna.

Ella marca con sus ciclos el ritmo y la expresión de la vida por eso la Madre Naturaleza, y nosotras como mujeres salvajes, estamos especialmente conectadas a ella.

Podemos sentir el influjo de la abuelita luna en nuestro cuerpo, en nuestras emociones, en nuestro ánimo y en nuestro ciclo sagrado que sigue su ritmo.

Cuando entra en período de eclipses ella te invita a entrar en las profundidades de tu ser, a ver tus defectos, tus errores, tus equivocaciones y tus miedos porque es necesario verlo todo para sanarlo y llenarlo de la luz que habita en ti. No temas esos momentos, son sanadores.

La abuelita luna conoce los misterios, guarda memorias antiguas y tiene mucho que contarte si te abres a escucharla y a recibir su amor.

Esta noche, antes de irte a dormir, déjate acunar por ella, háblale de tus sueños, pídele consejo y permite a tu corazón, a tu Espíritu, recibir todo el amor y la sabiduría que la abuelita te regala mientras tu cuerpo descansa.

La abuelita luna siempre está ahí para ti, aunque no la veas, abrazándote en la oscuridad, iluminando tu camino.

 

La Estrella Madre también te puede amar profundamente si lo permites.

El amor que la Estrella madre entrega es sin medida, ella te estará curando, liberando y envolviéndote en la inmensa bondad.

Cuando decides dejar tus pesares en su altar, estás confiando en su amor, en la unidad que tienes con ella y en el vinculo sagrado femenino ancestral que las une.

Aprende de esta maravillosa capacidad de amar y comienza a ser cariñosa contigo, se bondadosa y compasiva con tu cuerpo, con toda tu existencia terrenal.

Trátate como el hermoso espíritu de la Estrella Madre y deja que sus brazos poderosos te sostengan, que ella retire de tus hombros el peso del mundo que llevas.

Perdónate querida hermana, eres una dulce hija de la tierra y lo estás haciendo muy bien, ahora es simplemente el momento de soltar.

 

 

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Si quieres comenzar a VIVIR TU EMPODERAMIENTO FEMENINO puedo acompañarte: