¿Como conectar con el sagrado femenino? Primero vamos a crear un espacio sagrado externo, lo consagraremos para luego poder conectar con el sagrado femenino interior de forma consciente.

El espacio sagrado externo.

Busca un lugar

Buscamos un lugar cómodo. En nuestra casa, en la naturaleza, o en algún lugar físico donde ubicamos, ha de ser un espacio que sea placentero, puede ser desde un rincón hasta el jardín, pero que se encuentre libre de distracciones. Este lugar puede estar en cualquier punto cardinal y es importante que tomemos en cuenta donde lo colocamos, porque eso determinará, según la rueda de la medicina, en que proceso de crecimiento personal nos encontramos. Seguimos adelante…

Crea un altar

Vamos a crear un altar donde pondremos objetos personales que sean significativos, inspirarnos en los 4 elementos (tierra, agua, aire y fuego). Incluiremos imágenes y símbolos, como Diosas o seres celestiales. Lo importante es que te sientas cómoda, a gusto y que la energía fluya suavemente en ese lugar que has elegido.

Crear un ritual para consagrarlo.

El siguiente paso es crear un ritual para consagrarlo. Para ello vamos a recorrer el perímetro y dibujar un círculo, ya sea con incienso, con agua florida o con nuestra copa para sahumar el lugar. Lo recorremos con consciencia ritual, enfocando nuestra mente en que estamos purificando el espacio limpiándolo de cualquier energía.

Acto seguido, dentro del círculo vamos a decir unas palabras muy sencillas de consagración:

“Yo te consagro, círculo de poder. Para que seas guardián y protector, de todo lo que aquí realizaré”.

 

Allí, en ese espacio que hemos CREADO. A quién le hemos otorgado el poder de ser sagrado, podremos meditar, hacer rituales, liberar emociones y conectar con nuestro sagrado femenino. Eso no quiere decir que solo conectaremos con nuestra energía femenina cuando estemos en este lugar. Sino, que es importante tener un lugar para llamarnos a él, cada vez que hemos desconectado de nuestra energía sagrada y Divina.

 

Conecta y despierta la luz del sagrado femenino

 

En nuestro segundo chakra, están todas las memorias desde la existencia del primer ser humano en este planeta y contiene la fórmula de la vida, en ella se puede gestar la vida, igual que se gesta en el universo. Nuestro útero, contiene la frecuencia para conectar con la tierra y el cosmos a la vez.

Para poder conectar y despertar la luz del sagrado femenino hemos de reconciliarnos con nuestro útero, sanarle, amarle y bendecirle.

Comenzaremos esta conexión haciendo una consagración, para encender la luz del sagrado femenino y comenzar a vivir a través de ella.

 

1. Conecta y ama tu sagrado femenino.

El amor incondicional a nuestra energía femenina es fundamental en todo el proceso. Por eso, te invito a que conectes con el amor que hay en tu corazón para poder realizar esta conexión y consagración.

Colócate en tu espacio sagrado. Respira profundo. Siente el amor que hay en tu corazón. Coloca tus dos manos en tu útero y envíale todo el amor que hay en tu corazón.

Mientras respiras amor y entregas amor, di las siguientes palabras:

«Te amo, te amo, te amo».

Es muy importante que lo digas tantas veces como sean posibles y, que lo sientas desde lo profundo de tu corazón. Como resultado comenzarás a notar cambios en tu relación contigo misa.

 

2. Despierta la luz de tu sagrado femenino.

Trabajar con nuestra fuerza uterina esencial. Permite florecer en nosotras la conexión con nuestra naturaleza femenina, nuestro cuerpo físico, emocional y sutil.

Continua con las manos en tu útero y realiza una respiración más profunda, que el oxígeno llegue hasta tu matriz, llene de luz, de energía y también de oxígeno tu segundo chakra.

Visualiza como la luz enciende tu matriz, desintegrando cualquier energía de oscuridad, sombra, malestar o dolor.

Finalmente, suelta esta energía hacia la tierra y crea un canal de luz que te una a la Madre Tierra.

 

3. Consagra y bendice tu sagrado femenino.

Reconectar con el sagrado femenino implica restaurar el poder de la Divinidad interior, fuente de abundancia, sabiduría y fortaleza. Por lo tanto, quiere decir que tienes que darle ese lugar bendito y sagrado. Reconcíliate con tu energía femenina, con tu fuerza de mujer y con las memorias de todas las ancestras de tu clan, es conectar con tu sagrado femenino. Para eso, te invito a realizar la siguiente bendición.

Bendición

“Hoy, aquí y ahora elijo poner mi energía, mi luz y mi amor al servicio de la transformación consciente de mi sagrado femenino”.

En nombre de la presencia YO SOY, LA MADRE TIERRA Y LA MADRE CÓSMICA:

“Consagro mi útero y mi energía femenina al amor incondicional.

Decreto, divino y sagrado mi útero y toda mi energía femenina.

Creo un vínculo divino con la esencia de la mujer, de la niña, madre, abuela, hermana, tía, bruja o sabía que habitan en mí.

Me encuentro con mi cáliz sagrado como esencia transformadora, iniciática y dadora de vida.

Bendigo y consagro mi energía femenina, cual no podrá ser ofendida o profanada. Le entrego mi total respeto, devoción y admiración.

Restablezco el sagrado femenino que habita en mí y en todos los seres.

Entrego mi ser a las cualidades de mi sagrado femenino, a la suavidad, la paciencia, la quietud, la intuición y la capacidad reflectiva e introspectiva que me lleva a mis profundidades.  

Vibro con la Madre Tierra y a Madre cósmica, ambas energías ME CONECTAN con mi sagrado femenino.

Sano con amor las heridas que nos han dejado tantos siglos de maltrato y sumisión y las transformo con amor.

Amo mi útero y me fusiono con mi sagrado femenino en una esfera de amor incondicional hacia mí misma, por ser mujer”.

Así es, así fue y así será.

Repite esta bendición y consagración durante los próximos 21 días. Siente en tu ser cada palabra y verás como comienza a suceder una transformación en tí.

 

 

Si quieres conectar más profundamente con tu sagrado femenino puedo acompañarte: