Dejate amar por tus ancestras

Dejate amar por tus ancestras

Es momento de que te dejes amar, no estás sola. Además de la cantidad de personas como tú que están buscando ser felices, están la ESTRELLA MADRE y la ABUELA LUNA.

Ellas te quieren y cuidan tan tiernamente de ti, que, si lo supieras, no pasarías ni un segundo de tu vida existiendo en la separabilidad o preocupándote con miedo.

Deja que la estrella Madre y la abuela Luna carguen con tu lastre, deja que ellas disipen tus miedos, pon tus preocupaciones, arrepentimientos y vergüenzas en su altar.

 

Déjate amar por la Abuelita Luna.

Desde siempre nos hemos sentido fascinadas por el embrujo de la luna.

Ella marca con sus ciclos el ritmo y la expresión de la vida por eso la Madre Naturaleza, y nosotras como mujeres salvajes, estamos especialmente conectadas a ella.

Podemos sentir el influjo de la abuelita luna en nuestro cuerpo, en nuestras emociones, en nuestro ánimo y en nuestro ciclo sagrado que sigue su ritmo.

Cuando entra en período de eclipses ella te invita a entrar en las profundidades de tu ser, a ver tus defectos, tus errores, tus equivocaciones y tus miedos porque es necesario verlo todo para sanarlo y llenarlo de la luz que habita en ti. No temas esos momentos, son sanadores.

La abuelita luna conoce los misterios, guarda memorias antiguas y tiene mucho que contarte si te abres a escucharla y a recibir su amor.

Esta noche, antes de irte a dormir, déjate acunar por ella, háblale de tus sueños, pídele consejo y permite a tu corazón, a tu Espíritu, recibir todo el amor y la sabiduría que la abuelita te regala mientras tu cuerpo descansa.

La abuelita luna siempre está ahí para ti, aunque no la veas, abrazándote en la oscuridad, iluminando tu camino.

 

La Estrella Madre también te puede amar profundamente si lo permites.

El amor que la Estrella madre entrega es sin medida, ella te estará curando, liberando y envolviéndote en la inmensa bondad.

Cuando decides dejar tus pesares en su altar, estás confiando en su amor, en la unidad que tienes con ella y en el vinculo sagrado femenino ancestral que las une.

Aprende de esta maravillosa capacidad de amar y comienza a ser cariñosa contigo, se bondadosa y compasiva con tu cuerpo, con toda tu existencia terrenal.

Trátate como el hermoso espíritu de la Estrella Madre y deja que sus brazos poderosos te sostengan, que ella retire de tus hombros el peso del mundo que llevas.

Perdónate querida hermana, eres una dulce hija de la tierra y lo estás haciendo muy bien, ahora es simplemente el momento de soltar.

 

 

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Si quieres comenzar a VIVIR TU EMPODERAMIENTO FEMENINO puedo acompañarte:

Cómo llenarte de amor

Cómo llenarte de amor

El amor a ti misma sienta las bases para una excelente relación contigo misma y con el entorno.

Todas somos un gran cuenco de amor, este hermoso cáliz ha de estar lleno, rebosante de energía amor para que podamos sentirnos nutridas y completas en la vida.

Cuando estamos a medio llenar, solemos volvernos hacia fuera para recargarnos de aquello que profundamente deseamos, pero la realidad es que todo lo femenino es fértil y no encontraremos fuera nada que no esté dentro. Toda tu, eres abundante, por eso te propongo que te llenes de ti misma.

 

Llena tu cuenco de amor por ti misma

Llena tu cuenco interior de tu propia magia, para eso, tomate unos momentos y contesta estas preguntas;

  • ¿Qué es aquello que te alimenta física, emocional y espiritualmente?
  • ¿Con que alimentas tu cuerpo?
  • ¿Cuál es el néctar de tu alma?
  • ¿Qué es eso que te trae de vuelta a la vida?
  • ¿Cuál es tu medicina secreta?
  • ¿Qué te hace sentir satisfecha y en abundancia?

 

Ideas para demostrar amor por ti misma

Aquí te dejo algunas ideas, pero, has de pensar las tuyas propias.

  • La jardinería me encanta, suelo dedicar bastante tiempo a regar, hablar y cuidar de mis plantas.
  • Los masajes me gustan muchísimo, tanto darlos como recibirlos, así que todos los meses me regalo un masaje.
  • Me encanta ponerme en la sobra de un árbol, si es posible junto al rio y quedarme allí leyendo un buen libro.
  • Disfruto muchísimo visitando lugares sagrados, sentir la energía de templos, iglesias e incluso de lugares en la naturaleza que me inspiran esa fuerza adicional que yo le llamo santidad.
  • Andar por la playa descalza me encanta, mojarme los pies y darme un buen chapuzón en el mar.
  • Hacer un círculo de mujeres, tocar mi tambor y cantar canciones medicinas me llena por completo el alma.

Aquello que nos alimenta es nuestra medicina, también nutre a todos los que nos rodean, porque si nosotras nos llenamos, comenzamos a brillas y permear de amor todo nuestro entorno.

Para hacer este ejercicio primero tendrás que preguntarte ¿qué llena tu pozo?  y luego hacerlo. Sin dilación, simplemente desmelénate y date ese masaje, ese paseo por la montaña o ese baño con aceites esenciales. Nutrirte a ti misma es la mejor forma de recargar tu propia energía.

 

¿CÓMO PUEDO AYUDARTE?

Si quieres comenzar a VIVIR TU EMPODERAMIENTO FEMENINO puedo acompañarte:

Tu cuerpo y el amor propio

Tu cuerpo y el amor propio

Tu cuerpo y el amor propio. Cuando hablamos de amor propio, lo primero que te invito a hacer es preguntarte:  ¿Te amas? ¿Te respetas? ¿cuidas tu cuerpo? ¿te sientes a gusto contigo misma? ¿has podido ver tu belleza exterior e interior?

Tu cuerpo es la casa de tu alma en la Tierra

Con frecuencia, el cuerpo, se convierte en el chivo expiatorio de los desenga­ños y venenos de la mente, está rodeado por una inocencia primordial, una luminosidad y bondad increí­bles.

Se cometen muchos pecados contra el cuerpo, incluso en la religión se presenta al cuerpo como la fuente del mal, la ambigüedad, la lujuria y la seducción. Es un concepto falso e irreverente.

El cuerpo es el lugar donde se revela el alma. Es el ángel que expresa el alma y vela por ella; siempre debemos cuidarlo con amor.

A veces parece existir una misteriosa correspondencia entre el alma y la presencia física del cuerpo. Esto no es ver­dad en todos los casos, pero con frecuencia permite vis­lumbrar la naturaleza del mundo interior de la persona. Existe una relación secreta entre nuestro ser físico y el ritmo de nuestra alma. Por eso, podemos afirmar que el cuerpo es sagrado y es el ángel de la vida junto con el alma.

 

Por eso, hoy traigo para ti algunos ejercicios que puedes hacer para amarte más y mejor.

Conecta con tu manantial interior para vivir el amor propio.

Poder buscar el amor propio en lugares remotos y yermos suele ser una forma aparentemente fácil de realización, sin embargo, este amor que se busca fuera se convierte en exigencias, en dolor y pesar cuando nos damos cuenta que no se recibe, que el entorno no está dispuesto a amarnos, mucho menos si nosotras no nos amamos.

Es más, es una fuente de frustración, porque si buscamos fuera desde la carencia de amor propio, nunca recibiremos amor verdadero.

Pero, es un gran consuelo saber que hay un manantial de amor dentro de ti. Si confías en que ese manantial existe, podrás incitarlo a despertar.

Ejercicio 1: Manantial de amor.

  • Cuando estés a so­las o tengas un intervalo, concéntrate en el manantial en la raíz de tu alma.
  • Imagina ese caudal de amor, de comunión, sosiego, paz y alegría.
  • Con tu imaginación siente cómo las aguas refrescantes penetran en la tierra árida de ese lado desatendido de tu corazón.
  • Es bueno imaginarlo momentos antes de dormir. Así, durante la noche, serás bañada constantemente por ese caudal fecundo de comu­nión.
  • Al despertar, sentirás tu espíritu bañado de un gozo bello y sereno.

 

Ejercicio 2: El encuentro con mi cuerpo perfecto.

Este ejercicio es muy común, sin embargo, he de decirte que sigue siendo uno de los más potentes que he realizado.

  • Cuando estes sola, te colocas frente a un espejo, te miras a los ojos, miras tu cuerpo. Has de encontrarte realmente contigo, con tu cuerpo, con tu verdad.
  • Y decides amarte. Dilo en voz alta, “me amo y me acepto exactamente tal cual soy” “Yo soy PERFECTA” “mi cuerpo es amor y perfección”

 

Ejercicios 3: La perfección del amor propio

Cuando nos amamos realmente, comprendemos que nuestro valor personal no se determina en comparación con otra persona, al contrario, sabemos, fehacientemente que solo nosotras tenemos el poder de determinar nuestro valor.

Y, cuando intentamos comprender cuánto valemos, nos damos cuenta que nuestra perfección es infinita, que es imposible valorar la vida, nuestra piel, nuestros pensamientos, la fuerza con la que late nuestro corazón, nuestras curvas, nuestros pezones y nuestra hermosa sexualidad.

No existe nada que pueda equipararse a nuestra existencia y en ese momento, nos sentimos únicas, completas, luz divina, madre tierra, medicina, fuerzas ancestrales e inquebrantablemente bellas.

La vida está vibrando en nosotras con tanta fuerza que no podemos explicar la grandeza de cada uno de nuestros actos, de nuestras formas de amar y de cuidar.

Si conseguimos vernos hasta las profundidades del ser  comprenderemos cada pliegue del alma, cada transformación del cuerpo y, cada momento vivido, en ese momento nos daremos cuenta que todo en nosotras es sonrisa, amor y gratitud y perfección.

Ante este reconocimiento interior comenzaremos a crear afirmaciones sobre nuestra valía.

  • “La verdad de mí, es que fui creado perfecta, completa y eterna”.
  • Ahora soy perfecta, completa y eterna y seré así siempre”.
  • “Elijo vivir mi vida en función de mi totalidad y perfección. Todo está bien en mi mundo”.
  • “Soy la vida, soy la gracia y el amor incondicional”.
  • “Acepto mi infinita perfección y belleza”
  • “Soy mujer Espíritu, Madre tierra, Matriz Divina y Consciencia angelical”.
  • “Yo Soy la que Soy”

Di conmigo: “Acepto mi infinita perfección y belleza. Soy la vida, soy la gracia y el amor incondicional. Yo Soy la que Soy”

El camino a amar tu cuerpo, amar tu aspecto y sentirte cómoda en tu piel se hace paso a paso… si has sufrido alguna experiencia de dolor en tu infancia, es posible que tengas heridas abiertas que no te permitan amarte verdaderamente. Estos pasos que te estoy pasando son unos escalones, pero, desde luego que puedes hacer mucho más por ti para amarte mejor.

Si quieres comenzar a VIVIR TU EMPODERAMIENTO FEMENINO puedo acompañarte:

Tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina

Tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina

Tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina se vinculan porque con ella se despiertan las memorias ancestrales que llevas dentro. Tu sabiduría femenina ancestral se convierte en protagonista. La Rueda Medicinal es una herramienta de transformación energética con vestigios de más de 4,500 años. Se utilizaba para armonizar el mundo externo con el interno de una persona o de un pueblo.

En la rueda de la medicina convergen las cuatro direcciones cardinales en un centro. Ese centro, eres tú y, desde tu centro se puede conectar con el mundo de los cielos y de la tierra.

 

El centro eres tú.

Cuando eres consciente que eres ese centro y comienzas a caminar la rueda de la medicina, tu sabiduría femenina ancestral despierta.

TÚ Eres el centro de poder de la rueda de la medicina. Con tu nombre integras tu pasado, el presente y el futuro en el mismo tiempo, y eso, te convierte en una persona completa, plena y poderosa.

Para vivir este proceso, es fundamental que te aceptes tal y como eres, integrando tu luz y tu sombra en el interior. Así mismo, es importante que encuentres el equilibrio del masculino y femenino. También que te reconcilies con todos tus ancestros y tu esencia femenina.

El eje central de tu rueda, la fuerza de este círculo ancestral, es tu esencia.

El sostén es tu fuerza esencial y es desde donde creas tu vida y tu pensamiento.

Tienes el protagonismo y la fuente de poder de tu propia existencia. Por lo tanto, es necesario revisar que estés cumpliendo ese papel protagónico, porque de allí se extiende la raíz del gran árbol que eres, y así mismo, podrás dar tus frutos.

 

 

Las 4 direcciones.

En cada una de las direcciones se honra la medicina de un elemento como la tierra, el agua, el aire, y el fuego. A su vez, se reconoce el poder de un animal de poder. También se puede trabajar con una deidad como proceso de integrar la sombra y potenciar los dones. Los ancestros juegan un papel fundamental dentro de tu clan y a través de la rueda de la medicina, puedes entrar en comunión con ellos. Por ultimo no quiero olvidarme de mencionar los ciclos lunares, solares, estacionales que marcan nuestros ritmos.

Podemos hacer la rueda de la medicina astrológica, de Diosas, de animales de poder e incluso solo Lunar. pero, lo importante es, que todos los elementos dentro de la rueda de la medicina despiertan tu sagrado femenino, al conectarte con las memorias ancestrales que yacen dentro de la rueda medicinal.

 

Santuario de amor.

La rueda de la medicina se convierte en un santuario que te inspira y te hace sentir amor cuándo decides conectar de alguna forma con ella.

A través de esta rueda, la Madre Tierra te va llenando el alma, el cuerpo, la mente y el espíritu de amor. Te asiste para que puedas vivir en armonía cada proceso.

Si decides caminar la rueda de la medicina, ella misma te armonizará la energía femenina. Sobre todo, al conectarte con tu sabiduría interior, te aporta guía para que puedas sanar y poder honrar tu camino y el de todas las que han venido antes que tu.

Ahora más que nunca urge conectar con la energía femenina y sanarla para poder dejar de sufrir.

Por eso, propongo utilizar este maravilloso método de sabiduría, comprensión, sanación y amor.

 

Como despertar tu sabiduría ancestral con la rueda de la medicina.

 ¿Cómo puedes conectar con la rueda de la medicina? ¿Cómo comenzar a vivir tu sagrado femenino a través de esa sabiduría ancestral?

Tu sabiduría ancestral se departiera en el momento que entres en contacto con la rueda, con el círculo.

Esta sabiduría es la que te libera, te ayuda a comprender y te da herramientas para sanar. Así mismo, tendrás que conectar con la vida, porque la vida es una rueda. 

La rueda de la vida tiene su representación menor en la rueda de la medicina, que, de una u otra forma te está acercando guía, sanación y paz.

Y, desde este caminar de la rueda, podrás definir tu paso por la vida en cada momento. Cuando entras en el círculo de una rueda de la medicina recibes información para tomar decisiones, para hacer ajustes, sanar, conectar, aceptar y luego seguir caminando la rueda.

 

Tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina.

A través de la rueda de la medicina el universo, la madre tierra y los 4 elementos se comunican contigo, sobre todo, lo hacen a través de la sabiduría que yase en tu interior, porque tú, eres el centro de la rueda de la medicina.

¿Cómo es el trabajo para conectar con tu ser interior a través de la rueda de la medicina? consiste en realizar una ceremonia sagrada para conecta. Cuanto más tiempo y energía le dediques, mejor y más profundo serán los mensajes.

Se abre ante ti una oportunidad para conectar con los poderes existentes, recibir guía que proviene de memorias ancestrales e incluso de la Madre Tierra y la Madre Cósmica.

 

Ejercicio para conectar tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina.

  • Dibuja un círculo.
  • Divídelo en 4 partes.
  • Escribe tu nombre en el centro.
  • Escribe en cada parte algo que estes viviendo o sintiendo.
  • Pon la hoja delante de ti y coloca en cada área un elemento que represente lo que estás viviendo (puede ser una pluma, una piedra, un vaso con agua, una foto de un familiar, déjate llevar, simplemente conecta con un elemento que te permita ir tu inconsciente y conectar con la sabiduría que habita en ti para recibir información).
  • Ahora, conecta con tu esencia ancestral. Con tu sagrado femenino. Con tu sabiduría interior. Invoca a la Madre Tierra, a las Madre Cósmica, a los 4 elementos y pide concejo y guía.
  • Por último, deja que llegue información a tu corazón. No habrás juicio. Simplemente escucha los mensajes y toma nota en cada área de tu pequeña rueda.

 

Guarda todos estos materiales. Puede recurrir a este mismo ejercicio cada vez que lo creas necesario.

 

NUEVO RETIRO PRESENCIAL: MUNAYKI «Chamanismo espiritual y el origen del amor»

Ya tienes disponible el próximo retiro presencial centrado en este tema: Conecta con tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina.

Con MunayKi aprenderás a recibir y entregar amor incondicional. Encontrarás las respuestas que necesitas para vivir llena de emoción, felicidad y de amor. El camino de unir el cielo a la tierra te convierte, te transforma y te conecta con tu verdad. Eres Madre Tierra, eres Padre Sol, eres rueda de la medicina y eres amor.

Los objetivos de este retiro son:

  • Despertar la mujer medicina que llevas dentro.
  • Crear tu propio campo de protección esencial.
  • Activar y expandir tus dones chamánicos.
  • Sanar tu femenino y masculino interior.
  • Emprender el camino de la profetisa, de la vidente.
  • Conviértete en guardiana del útero, de la creación, del mundo y de las estrellas.

Tienes más información sobre este retiro presencial: para conectar con tu sabiduría femenina y la rueda de la medicina haciendo click en este enlace.

 

CÓMO PUEDO AYUDARTE:

 

¿Como conectar con el sagrado femenino?

¿Como conectar con el sagrado femenino?

¿Como conectar con el sagrado femenino? Primero vamos a crear un espacio sagrado externo, lo consagraremos para luego poder conectar con el sagrado femenino interior de forma consciente.

El espacio sagrado externo.

Busca un lugar

Buscamos un lugar cómodo. En nuestra casa, en la naturaleza, o en algún lugar físico donde ubicamos, ha de ser un espacio que sea placentero, puede ser desde un rincón hasta el jardín, pero que se encuentre libre de distracciones. Este lugar puede estar en cualquier punto cardinal y es importante que tomemos en cuenta donde lo colocamos, porque eso determinará, según la rueda de la medicina, en que proceso de crecimiento personal nos encontramos. Seguimos adelante…

Crea un altar

Vamos a crear un altar donde pondremos objetos personales que sean significativos, inspirarnos en los 4 elementos (tierra, agua, aire y fuego). Incluiremos imágenes y símbolos, como Diosas o seres celestiales. Lo importante es que te sientas cómoda, a gusto y que la energía fluya suavemente en ese lugar que has elegido.

Crear un ritual para consagrarlo.

El siguiente paso es crear un ritual para consagrarlo. Para ello vamos a recorrer el perímetro y dibujar un círculo, ya sea con incienso, con agua florida o con nuestra copa para sahumar el lugar. Lo recorremos con consciencia ritual, enfocando nuestra mente en que estamos purificando el espacio limpiándolo de cualquier energía.

Acto seguido, dentro del círculo vamos a decir unas palabras muy sencillas de consagración:

“Yo te consagro, círculo de poder. Para que seas guardián y protector, de todo lo que aquí realizaré”.

 

Allí, en ese espacio que hemos CREADO. A quién le hemos otorgado el poder de ser sagrado, podremos meditar, hacer rituales, liberar emociones y conectar con nuestro sagrado femenino. Eso no quiere decir que solo conectaremos con nuestra energía femenina cuando estemos en este lugar. Sino, que es importante tener un lugar para llamarnos a él, cada vez que hemos desconectado de nuestra energía sagrada y Divina.

 

Conecta y despierta la luz del sagrado femenino

 

En nuestro segundo chakra, están todas las memorias desde la existencia del primer ser humano en este planeta y contiene la fórmula de la vida, en ella se puede gestar la vida, igual que se gesta en el universo. Nuestro útero, contiene la frecuencia para conectar con la tierra y el cosmos a la vez.

Para poder conectar y despertar la luz del sagrado femenino hemos de reconciliarnos con nuestro útero, sanarle, amarle y bendecirle.

Comenzaremos esta conexión haciendo una consagración, para encender la luz del sagrado femenino y comenzar a vivir a través de ella.

 

1. Conecta y ama tu sagrado femenino.

El amor incondicional a nuestra energía femenina es fundamental en todo el proceso. Por eso, te invito a que conectes con el amor que hay en tu corazón para poder realizar esta conexión y consagración.

Colócate en tu espacio sagrado. Respira profundo. Siente el amor que hay en tu corazón. Coloca tus dos manos en tu útero y envíale todo el amor que hay en tu corazón.

Mientras respiras amor y entregas amor, di las siguientes palabras:

«Te amo, te amo, te amo».

Es muy importante que lo digas tantas veces como sean posibles y, que lo sientas desde lo profundo de tu corazón. Como resultado comenzarás a notar cambios en tu relación contigo misa.

 

2. Despierta la luz de tu sagrado femenino.

Trabajar con nuestra fuerza uterina esencial. Permite florecer en nosotras la conexión con nuestra naturaleza femenina, nuestro cuerpo físico, emocional y sutil.

Continua con las manos en tu útero y realiza una respiración más profunda, que el oxígeno llegue hasta tu matriz, llene de luz, de energía y también de oxígeno tu segundo chakra.

Visualiza como la luz enciende tu matriz, desintegrando cualquier energía de oscuridad, sombra, malestar o dolor.

Finalmente, suelta esta energía hacia la tierra y crea un canal de luz que te una a la Madre Tierra.

 

3. Consagra y bendice tu sagrado femenino.

Reconectar con el sagrado femenino implica restaurar el poder de la Divinidad interior, fuente de abundancia, sabiduría y fortaleza. Por lo tanto, quiere decir que tienes que darle ese lugar bendito y sagrado. Reconcíliate con tu energía femenina, con tu fuerza de mujer y con las memorias de todas las ancestras de tu clan, es conectar con tu sagrado femenino. Para eso, te invito a realizar la siguiente bendición.

Bendición

“Hoy, aquí y ahora elijo poner mi energía, mi luz y mi amor al servicio de la transformación consciente de mi sagrado femenino”.

En nombre de la presencia YO SOY, LA MADRE TIERRA Y LA MADRE CÓSMICA:

“Consagro mi útero y mi energía femenina al amor incondicional.

Decreto, divino y sagrado mi útero y toda mi energía femenina.

Creo un vínculo divino con la esencia de la mujer, de la niña, madre, abuela, hermana, tía, bruja o sabía que habitan en mí.

Me encuentro con mi cáliz sagrado como esencia transformadora, iniciática y dadora de vida.

Bendigo y consagro mi energía femenina, cual no podrá ser ofendida o profanada. Le entrego mi total respeto, devoción y admiración.

Restablezco el sagrado femenino que habita en mí y en todos los seres.

Entrego mi ser a las cualidades de mi sagrado femenino, a la suavidad, la paciencia, la quietud, la intuición y la capacidad reflectiva e introspectiva que me lleva a mis profundidades.  

Vibro con la Madre Tierra y a Madre cósmica, ambas energías ME CONECTAN con mi sagrado femenino.

Sano con amor las heridas que nos han dejado tantos siglos de maltrato y sumisión y las transformo con amor.

Amo mi útero y me fusiono con mi sagrado femenino en una esfera de amor incondicional hacia mí misma, por ser mujer”.

Así es, así fue y así será.

Repite esta bendición y consagración durante los próximos 21 días. Siente en tu ser cada palabra y verás como comienza a suceder una transformación en tí.

 

 

Si quieres conectar más profundamente con tu sagrado femenino puedo acompañarte:

 

 

 

Qué es el Sagrado Femenino

Qué es el Sagrado Femenino

 

El sagrdo femenino implica consagrar la energía femenina, podemos decir que merece respeto excepcional, devoción, admiración y es inaceptable su daño….

 

¿Qué es sagrado?

Lo sagrado es simplemente una idea que cada una pone donde elige. Por eso, podemos decir que un elemento, un ser o un espacio se transforma en sagrado cuando lo declaramos sagrado de forma consciente.

Es considerar algo a alguien como divino, que merece un respeto excepcional, una devoción y admiración, por lo que es inaceptable su transgresión o daño.

Lo sagrado puede ser algo interno como externo, cuando hablamos del sagrado femenino nos estamos refiriendo al vínculo divino con la esencia de la mujer, como niña, madre, abuela, hermana, tía, bruja o sabia.

Comenzar a vivir el sagrado femenino es un encuentro con el cáliz sagrado como esencia transformadora, iniciática y dadora de vida.

Al consagrar la energía femenina, podemos decir que no puede ser ofendida o profanada. Merece respeto excepcional, devoción, admiración y es inaceptable su daño….

  • ¿Da mucho que pensar, verdad…?
  • ¿Te respetas como mujeres?
  • ¿Te bendices, adoras, admiras, proteges…? te cuidas?

Comenzar a vivir el sagrado femenino es un encuentro con el cáliz sagrado como esencia transformadora, iniciática y dadora de vida.

 

¿Como comenzar a vivir tu sagrado femenino?

 

A continuación, te detallaré en profundidad que es el Sagrado Femenino para así, dar paso a consagrársete a esta energía y comenzar a vivir tu sagrado femenino plenamente:

  • El sagrado femenino es la energía viva dentro de las mujeres y del hombre.
  • Esta energía emana desde el ser con cualidades como la suavidad, paciencia, quietud, esencia, intuición, oscuridad cuidado nutritivo, capacidad reflectiva e introspección.
  • Estas cualidades emanan de la Madre Tierra y vibran con la Madre cósmica, ambas energías están llamando a la humanidad al despertar.
  • Conectar con está energía es recobrar nuestras identidades como mujeres y las cualidades sagradas de la MADRE TIERRA.
  • Conectar con el Sagrado Femenino, es sanar las heridas que nos han dejado tantos siglos de maltrato y sumisión y transformarlo con amor.
  • Es volcar nuestra energía hacia tomar el rol de la mujer como algo sagrado a cultivarlo.
  • Es la puerta por la cual entramos para comenzar a acceder a los misterios de la Pareja Sagrada, (masculino y femenino interior en equilibrio).
  • Incluye sentir nuestra dualidad y convertirla en paz y equilibrio a través del cuidado y la dulzura.
  • El sagrado femenino es amor, amor y más amor por ser mujer.

El sagrado femenino es amor, amor y más amor por ser mujer.

 

¿Qué es el sagrado femenino para el hombre?

  • Es la conexión con el lado femenino.
  • Es sanar el miedo a parecer “flojo” por conectar con su lado vulnerable y sensible.
  • Es despertar esas cualidades que hablábamos antes, para equilibrar su ser interno y poder entrar en la vibración de la Madre Tierra y abrirse a la unidad con la mujer.

Tanto la energía femenina como la masculina son sagradas, están dentro de todos los seres y, juntos, mujer y varón entraremos en esta nueva vibración de amor incondicional. Solo hemos de ser conscientes y comenzar a dar el cariz de sagrado a nuestro ser interior.

 

 

Si quieres conectar más profundamente con tu sagrado femenino puedo acompañarte: