PONER LÍMITES ES UN ACTO DE AMOR

PONER LÍMITES ES UN ACTO DE AMOR

¿Porque poner límites es un acto de amor?

 

Poner límites es un acto de amor y espiritual, porque las personas más cariñosas, bondadosas, generosas y compasivas, son las que tienen sus límites bien marcados, porque así, cuando dicen que SI, pueden dar de forma incondicional.

Cuando no tienes los límites bien marcados, se suele generar resentimiento, confusión y lazos energéticos que, con el tiempo, tendrás que rectificar.

 

Decir SI, cuando quieres decir NO

 

Al decir que SI, cuando quieres decir NO, te haces mucho daño a ti misma y estás derrochando energía, puede que sea algo pequeño, pero con el tiempo se convertirá en un gran problema, comenzarás a sentirte agotada, como si abusarán de ti y el resentimiento de forzarte, se quedará en tu cuerpo y te traerá enfermedades.

Si estás diciendo que SI, cuando quieres decir NO, probablemente es que tú misma necesitas algo.

Pregúntate…
¿Qué parte de mí, necesita algo de mí? ¿Podría tratarse de una necesidad de aprobación? Sientes miedo a ser vista de cierta manera? ¿Sientes miedo al abandono?

Hacer auto análisis de ti misma te permitirá darte cuenta que la mayoría de la veces, dices que SI, para satisfacer un miedo o una carencia. Darte cuenta hará que tomes diferentes desiciones y comiences a escucharte más a ti misma.

 

¿Cómo evaluar tus propios límites?

 

La mejor forma de evaluar tus límites es a través del estómago, presta atención al chakra que se encuentra en el plexo solar y concéntrate en esta zona de tu cuerpo cuando decidas si algo es bueno o no para ti.

¿Cómo te sientes?
¿Qué trata de comunicarte tu estomago?

Escucha tu cuerpo, tu energía y comienza a respetarte a ti misma.

 

Comienza hoy mismo a poner límites

¿En qué área de tu vida tienes que comenzar a poner límites?

Comienza hoy mismo a poner límites, puede ser con tus amigas y amigos, en el trabajo, con tu pareja o con tus familiares. Simplemente conecta contigo, con tu estómago, siente lo que te está trasmitiendo y decide.

Luego, simplemente di NO, si te es muy difícil, di simplemente, “lo tengo que pensar” y tomate unos días, una semana, meses hasta que tengas la valentía de decir que NO, si no estás segura, es mejor dilatarlo a seguir haciendo algo que no sientes que tengas que hacer.

Decir NO, es simplemente  un no, si sale del corazón, se puede decir con mucho amor y no hace falta dar explicaciones, eres un ser libre y puedes decir que no. Universalmente tienes libre al bedrio.

Comienza a escuchar tu cuerpo, por medio de él, te habla tu alma y tu espíritu. Recuerda que poner límites es un acto espiritual de amor propio y respeto.

 

Puedes hacer lo que quieras

 

¡Ahora ya eres adulta! Puedes hacer lo que te apetezca. Cada vez que hagas algo que quieres hacer, te suceden cosas maravillosas. Decirle que «no» a alguien puede nutrirte espiritualmente, y así́ encuentras más alegría en tu mundo, te está permitido sentir alegría. Uno de los beneficios que obtienes cuando te amas es que te sientes bien. Cuanta más alegría sientes, más amor sentirás por ti misma y mucho más te amarán los demás.

Repite en voz alta: “Me amo y me apruebo. Me siento bien conmigo misma, y todo está bien en mi mundo”

Ámate, respétate y ejercita tu espiritualidad poniendo límites.

Esté será tu ejercicio de amor propio … ¡Anímate y comienza hoy mismo!

 

 

Angélica Durán Ríos

 

AMOR PROPIO

AMOR PROPIO

TU CUERPO Y EL AMOR

El cuerpo es el ángel del alma

El cuerpo humano es hermoso. Estar corporizado es un gran privilegio. Te relacionas con un lugar a través de tu cuerpo. El lugar nos ofrece una patria; sin él, careceríamos literalmente de dónde, y en éste, la casa que llamamos nuestra, es nuestro lugar íntimo.

La casa es decorada y per­sonalizada; adopta el alma de sus habitantes y se vuelve es­pejo de su espíritu. Sin embargo, en el sentido más profun­do, el cuerpo es el lugar más íntimo. Tu cuerpo es tu casa de arcilla; es la única patria que posees en este universo. En tu cuerpo y a través de él, tu alma se vuelve visible y real para ti.

 

Tu cuerpo es la casa de tu alma en la Tierra

 

A veces parece existir una misteriosa correspondencia entre el alma y la presencia física del cuerpo. Esto no es ver­dad en todos los casos, pero con frecuencia permite vis­lumbrar la naturaleza del mundo interior de la persona. Existe una relación secreta entre nuestro ser físico y el ritmo de nuestra alma.

El cuerpo es el lugar donde se revela el alma. Es el ángel que expresa el alma y vela por ella; siempre debemos cuidarlo con amor. Con frecuencia se convierte en el chivo emisario de los desenga­ños y venenos de la mente, está rodeado por una inocencia primordial, una luminosidad y bondad increí­bles. 

Se cometen muchos pecados contra el cuerpo, incluso en una religión  se presenta al cuerpo como la fuente del mal, la ambigüedad, la lujuria y la seducción. Es un concepto falso e irreverente. El cuerpo es sagrado, Es el ángel de la vida.

 

EL MANANTIAL DEL AMOR INTERIOR

 

Puedes buscar el amor en lugares remotos y yermos. Es un gran consuelo saber que hay un manantial de amor dentro de ti. Si confías en que ese manantial existe, podrás incitarlo a despertar.

 

El siguiente ejercido podría ayudarte a adquirir conciencia de que eres capaz de hacerlo:

 

  • Cuando estés a so­las o tengas un intervalo, concéntrate en el manantial en la raíz de tu alma.
  • Imagina ese caudal nutricio de comunión, sosiego, paz y alegría.
  • Con tu imaginación visual, siente cómo las aguas refrescantes penetran en la tierra árida de ese lado desatendido de tu corazón.
  • Es bueno imaginarlo momentos antes de dormir. Así, durante la noche, serás bañada constantemente por ese caudal fecundo de comu­nión.
  • Al despertar, al alba, sentirás tu espíritu bañado de un gozo bello y sereno.

 

AMISTAD Y AMOR CON LIBERTAD

 

Una de las cosas más valiosas que debes conservar en la amistad y el amor, es tu propia diferencia. Lo que suele su­ceder dentro de un círculo de amor es que uno tiende a imitar al otro o a imaginarse recreando a su semejanza. Si bien esto puede ser indicio de un deseo de entrega total, es a la vez destructivo y peligroso.

En las relaciones suele aparecer una fuerza homogeneizante sutil y perniciosa. Lo irónico es que la atracción entre las personas suele de­berse a las diferencias. Por eso es necesario conservar y ali­mentar la diferencia.

El amor es también una fuerza luminosa que te libera para que habites plenamente tu diferencia. No hay que imitarse mutuamente ni mostrarse defensivo o protector en presencia del otro. El amor debe alentarte y liberarte para que realices plenamente tu potencial.

 

Conserva tu diferencia en el amor

 

Para conservar tu diferencia en el amor, debes darle mucho espacio a tu alma. Es interesante notar que, en hebreo, una de las primeras palabras que significa salvación tam­bién significa espacio.

Si plantas dos ár­boles muy juntos, se ahogarán mutuamente. Lo que crece necesita espacio. Dice Khalil Gibran: «Que haya espacio en vuestra unión».

El espacio permite que esa diferencia que eres Tú encuentre su propio ritmo y contorno. Yeats habla de «un pequeño espacio para que lo colme el aliento de la rosa». Una de las bellas áreas del amor donde el espacio es más hermoso es el acto del amor.

El amado es aquel a quien puedes dar tus sentidos en la plenitud del gozo, sabien­do que los acogerá con ternura. Puesto que el cuerpo está dentro del alma, ésta lo baña con su luz, suave y sagrada.

Hacer el amor con alguien no debe ser un acto pura­mente físico o de liberación mecánica. Debe abarcar la raíz espiritual que despierta cuando penetras en el alma de otra persona.

El alma es lo más íntimo de una persona. La conoces antes de conocer su cuerpo. Cuando alma y cuerpo son uno, penetras en el mundo del otro. Si uno pudiera corres­ponder de manera tierna y reverente a la hondura y belleza de ese encuentro, extendería hasta lo indecible las posibili­dades de gozo y éxtasis del acto de amor.

Esto liberaría en ambos el manantial interior del amor más profundo. Los reuniría externamente con la tercera fuerza de luz, el círcu­lo antiguo, lo primero que une las dos almas.

 

EL AMOR HERIDO

 

Uno de los grandes poderes del amor es el equilibrio, que nos ayuda a alcanzar la transfiguración.

 

Cuando dos per­sonas se unen, un círculo antiguo se cierra en tomo de ellos. Asimismo, no llegan a la unión con manos vacías, sino repletas de obsequios. Con frecuencia éstos donde están heri­dos; entonces despierta la dimensión curativa del amor.

Si amas de verdad a otro, lo baña la luz de tu alma.

La naturaleza nos enseña que la luz del sol hace crecer todas las cosas. Si contemplas las flores en un alba de primavera, verás que están cerradas. En el momento que el sol las toca, se abren confiadas y se entregan a la nueva luz.

Al amar amas a una persona que está muy herida, una de las peores cosas que puedes hacer es convertir su dolor en objeto de discusión. En estos casos, una extraña diná­mica despierta en el alma. Se vuelve un hábito, una pauta re­currente. Con frecuencia conviene reconocer la presencia de la herida, pero alejarse de ella.

Recuerda que existen mentes antiguas de renovación en el círculo que los une. El destino de tu amor jamás depende solamente de los recursos frágiles de las subjetividades de ambos.

 

Cada vez que tengas la oportunidad, báñala con la suave luz del alma.

 

Puedes invocar el poder curativo de la tercera fuerza lumi­nosa entre ambos; ésta puede aportar perdón, consuelo y cu­ración en tiempos escabrosos.

Cuando amas a alguien, es destructivo raspar obsesi­vamente la arcilla de tu arraigo. Es conveniente no interfe­rir en tu amor. Dos personas que se aman jamás deben sen­tirse obligadas a explicar su amor a un tercero o el porqué de su unión. Su comunión es un lugar secreto. Sus Almas conocen el secreto de su unión; deben confiar en ella. Si interfieres constantemente en tu conexión con el otro, con tu amante, poco a poco provocas una distancia entre los dos.

Thom Gunn ha escrito dos líneas con finísimos matices e infinitos puntos de vista.

“Su relación consistía

en discutir si existía”

Piensa que un análisis tan puntilloso puede volverste obsesiva, hasta el punto de destruir la presencia pura del amor y, en el reino del amor no hay competencia

Toda persona debería dar gracias por el amor desper­tado en su ser. Cuando sientes amor por la persona amada y el de la persona amada por tí, deberías buscar ocasiones para ofrecer ese calor como una bendición para los atribu­lados y faltos de amor.

Envía ese amor al mundo, a los de­sesperados, a los que padecen hambre, a los que están encerrados en prisión, en hospitales y en todas las circunstan­cias brutales de las vidas desoladas y torturadas. Cuando compartes esa riqueza de tu amor, éste llega a otros. En él reside la mayor fuerza de la oración.

 

LA ORACIÓN Y EL AMOR

 

La oración es el acto y la presencia de irradiar la luz de la riqueza de tu amor hacia otros para curarlos, liberarlos y ben­decirlos.

 

Bendición de amistad

 

Ojalá tengas buenos amigos.

Que aprendas a ser buen amiga de ti misma.

Que puedas llegar a ese lugar de tu alma donde residen un gran amor, calor, afecto y perdón y que esto te cambie y transfigure todo lo que hay de negativo, distante o frío en ti.

Ojalá te transporte a la verdadera pasión, familia y afinidad de la comunión.

Que atesores a tus amigos y amigas; que seas buena con ellos y estés allí cuando te necesiten; que te den todas las bendiciones, estímulos, verdad y luz que necesi­tes para el viaje y que nunca estés sola.

Ojalá estés siempre en el nido amable de la comunión con tu “anam cara” (unidad en la amistad)

Kahlil Gibran explica que el “anam cara” derrota incluso a la muerte: «Nacisteis juntos y juntos estaréis por siempre. Estaréis juntos cuando las alas blancas de la muerte esparzan vues­tros días. Oh, sí, estaréis juntos incluso en el silencioso re­cuerdo de Dios».

 

Si hay amor en tu vida compártelo

 

Si nos liberamos de cualquier concepto y comenzamos a vivir la existencia en unidad, donde somos uno dentro de la misma fuente, podríamos incluso, amar nuestras diferencias, el cuerpo que nos hace únicas y bendecir la existencia de las personas que amamos con la integridad del propio corazón.

La idea de Dante era, “el ritmo secreto del universo es el rit­mo del amor que mueve las estrellas y los planetas”

Si hay amor en tu vida, compártelo espiritualmente con los que se ven arrojados al borde mismo de la vida. La tradición celta sostiene que si proyectas la bondad que hay en ti o si compartes lo que hay en ti de bueno o feliz, te será devuelto multiplicado por diez mil.

En el reino del amor no existe la competencia; no hay posesividad ni control. Cuanto más amor entregas, más tendrás.

Sabiduría Celta

 

 

 

MUJER ESPÍRITU, EMPODÉRATE CON LOS 9 PASOS DE LA MANIFESTACIÓN

MUJER ESPÍRITU, EMPODÉRATE CON LOS 9 PASOS DE LA MANIFESTACIÓN

La Mujer espíritu es la mujer chamán, la mujer creadora, la que se ha encontrado con su esencia eterna y tiene la fuerza de manifestación en sus entrañas.

La mujer espíritu transforma, a través de su magia y su bondad, el planeta que habita, y junto con Gaia, edifican un rito uterino para conectar con el universo y vibrar con las fuerzas de la divinidad a través de la sexualidad sagrada.

Mujer espíritu, aprende los 9 pasos de la manifestación

La mujer espíritu cuando despierta se transforma en Mujer salvaje, en Diosa, loba, leona, colibrí, dragón, ave Fénix o tortuga, en mujer grande, pequeña, fuerte e imprescindible…

Da igual con que fuerza te identifiques. Hoy, es tu día, esta es tu vida, este es tu momento, puedes elegir ser lo que quieras ser. Lo más importante es que puedes abrirte a la totalidad, a tu alma y a tu fuerza interior y ser tu misma la que construya tú destino.

¿Cómo? Obsérvate, comienza a ser consciente y a conectar. Presta atención, seguramente estos pasos te resuenen. Si lo sientes, puedes vibrar en ellos.

Recuerda que la verdad realmente está en tu interior. Por lo tanto, yo, solo puedo recordarte algo que tú me has pedido que te recuerde.

 

Los 9 pasos para la manifestación y el empoderamiento

1- Sé consciente de tu gran ser superior.

Ábrete y consigue la fusión con tu esencia pura, esa fuerza interior que te permite realizarte como mujer y activa todos los milagros en tu vida.

 

2- Confía en ti misma y en la fuerza y sabiduría que te creó.

Hay una fuerza en el cosmos a la que estamos todas conectadas. Esta fuerza ha formado parte de la creación de todo nuestro mundo… ábrete a esa fuerza y conecta con la magnitud del universo, observa cómo te empodera y te da la seguridad de que no te encuentras sola.

 

3- Aprende a sentir la unidad, no hay separación entre tú y lo que aparentemente existe fuera de ti en el mundo material.

Todo está conectado y eres parte de este gran plan universal. Recuerda que tus actos mejoran la vida de otras personas, cada uno de ellos, por pequeño que parezca. Permítete ser tu misma y seguir expresando tu amor y tu bondad en todas las circunstancias que se te presentan en tu vida.

 

4- Comienza a atraer a ti todo aquello que deseas.

Si está todo conectado, podremos atraer todo aquello que está en nuestra frecuencia.

¿Qué está sucediendo en tu vida? ¿Qué atraes? Conecta con tu espiritualidad y atraerás la abundancia en todos los aspectos, ¡tu ser, lo tiene todo!

 

5- Respeta tus méritos para recibir

Te mereces todo lo bueno que hay para ti. Has dado con amor, con entrega, has amado, cuidado, protegido, lo has dado todo con sinceridad y entrega. Ahora es parte del círculo del universo recibir todo aquello que has dado. Ábrete a recibir, no juzgues de donde viene, recuerda que el universo paga mucho mejor que las personas… confía y recibe.

 

6- Conecta a la fuente divina con amor incondicional

Tú eres amor incondicional, tú esencia se creó desde esta fuerza, permítete sentir y ser en el amor. Conecta con tu divinidad interior y universal. Vuelve a la fuente, recibe tus dones, tus potencialidades y fluye con este amor incondicional que está en ti misma. Te llevará a las más puras emociones y te permitirá vivir la existencia humana en las más altas vibraciones.

 

7- Medita al sonido de la creación.

Busca en ti esos sonidos, conecta con ellos, vibra según los sonidos que hay en mundo de la creación. Entrégate al placer de los sentidos. El éxtasis es parte de la existencia y nos permite sentir la espiritualidad en el planeta. Vibra, por favor, no te dejes nada, vibra todo lo que puedas con los sonidos de la vida.

 

8- Desvincúlate pacientemente del resultado

La paciencia es infinita, o no es paciencia. Cuándo te desvincula del resultado tu paciencia ocupa todo el espacio en ti, suelta y te permite ser, sin complejos, sin ataduras, con creatividad y placer inmenso. Confía y suelta.

 

9- Abraza tu manifestación con gratitud y generosidad.

Una vez hayas manifestado, siéntete agradecida por lo que has creado y ponlo al servicio de los demás, eso hará que tus manifestaciones sean más puras y cada vez más poderosas.

Lo más notable es que la fuerza interna te permitirá manifestar todo lo que deseas. Y tu conexión con todo el maco-cosmo te llevará a manifestar con un propósito común que incluya a toda la humanidad.

Mujer espíritu ¡empodérate! se tú misma, llevas siglos esperando este momento.

Angélica Durán Ríos

6 FORMAS DE VIVIR LA SOLEDAD

6 FORMAS DE VIVIR LA SOLEDAD

Generalmente, vivir la soledad nos parece un enemigo. El dolor de corazón no es algo que elijamos en nuestra vida.

Es algo inquieto que nos quema y que está preñado del deseo de escapar y de encontrar algo o a alguien que nos haga compañía. Cuando podemos descansar en el punto medio, empezamos a tener una relación serena con la soledad, una soledad relajante y refrescante que pone nuestros temores totalmente del revés.

Durante toda la vida hemos decidido ir a izquierda o derecha, hacemos lo bueno o lo malo, nos esforzamos por conseguir seguridad, que al final nunca nos trae más que alegría momentánea.

La incertidumbre no nos gusta, queremos siempre saber o estar de un lado o en otro. Al sentirmos solos queremos ir de izquierda o derecha, pero no optamos por sentarnos y sentir esa emoción.

¿Podemos relajarnos y aprender a vivir la soledad?

Cuando seamos amigos de nosotros mismos, nuestra situación se volverá más amistosa. Soltarlo todo y rendirnos, pero rendirnos genuinamente. Sin juicio y total entrega al aquí y ahora, incluyendo a ese momento de soledad.

El amor a la verdad nos pone en el sitio que hemos de estar.[1]

Y si en ese sitio no tenemos compañía, podemos descansar en el punto medio, empezar a tener una relación serena en soledad. Vivir la soledad de forma refrescante que pone nuestros temores totalmente del revés.

6 formas de vivir la soledad pacifica:

1. Menos deseo

Es la voluntad de estar a solas cuando todo en nosotros anhela algo que anime y que cambie nuestro estado de ánimo. Practicar esta soledad permite que la inquietud disminuya.

Después de practicar menos deseo de forma consistente, algo cambia. Sentir menos deseo es restar importancia a los guiones de nuestra vida para poder estar con nuestra esencia en calma y paz. Podemos vivir la soledad y más aún, no sentirnos perdidos.

2. Contentarse, soltar el control

Cuando no tenemos nada, no tenemos nada que perder, sin embargo, estamos programados hasta la médula para creer que tenemos mucho que perder.

Esta sensación se basa en el miedo a la soledad, al cambio, a lo que no podemos resolver, a la muerte. Creer que podemos evitar ese sentimiento y el miedo a no poder convertirnos en nuestro punto de referencia (que todo sea como nos parece correcto según nuestra forma de pensar o la sociedad).

Contentarnos implica soltar el control y renunciar a la creencia de que escapar de vivir la soledad personal nos traerá bienestar duradero.

3. Evitar actividades innecesarias

Cuando vivir la soledad nos quema, buscamos algo que hacer y nuestra mente se vuelve loca por encontrar un compañero que nos salve de ella. Una forma de mantenernos ocupados para no sentir dolor.

¿Por qué sentimos dolor? (por la profundidad de los problemas irresueltos en nosotros)

¿podemos dejar de timarnos?

¿Conseguiríamos tranquilizarnos y tener un poco de compasión por nosotros mismos?

¿Podríamos dejar de evitar estar a solas con nosotros mismos?

¿Estaríamos dispuestos a buscar transitar la experiencia del pánico, aceptar los nervios y la ansiedad de querer agarrarnos a algo?

Si queremos encontrar el significado, hemos de dejar de perseguir tantas cosas.[2]

4. Disciplina total

Quiere decir que en cada momento hemos de encontrar una oportunidad de volver al momento presente, al aquí, ahora. Estamos solos y no tenemos nada ni nadie a quién agarrarnos.

¿Podemos aceptar eso?

¿Estamos dispuestos a sentir y vivir la soledad?

¿Estar simplemente allí a solas con nosotros mismos?

Conseguir estar a solas con nosotros mismos nos permitirá descubrir el estado de ser libre de manipulaciones, llegar al vacío y desde allí tener acceso al todo.

5. No vagabundear por el mundo del deseo

El vagabundo va sin rumbo buscando alimento, bebida y gente para reconfortar sus necesidades. Si comparamos vagabundear con vivir la soledad, es similar a una forma de buscar alternativas fuera que nos reconforten, aferrándonos a algo fuera, que este bajo nuestro control y que, sin embargo, no deja de ser ir de un lugar a otro perdidos en la vida.

¿Y si comenzáramos a ver las cosas tal como son?

¿Si comenzamos a buscar dentro las repuestas en lugar de buscar fuera lo que cubra nuestras necesidades?

¿Si dejamos de girar sin rumbo y nos quedamos a solas con nosotros mismos?

6. No buscar seguridad para los propios pensamientos discursivos

Levantar la cabeza y mira el paisaje, ser libres de nuestros propios pensamientos, de las estructuras y de las normas.

Somos seres libres para sentir y expresarnos, pero nos mantenemos esclavos de nuestros pensamientos.

¿Podemos abrirnos a experimentar sin reglas y sin convencionalismos?

¿Cuál es nuestro miedo?

¿Qué nadie nos quiera?

¿El qué dirán?

¿Qué nos duela?

Todo va a pasar con o sin reglas, la vida incluye eso a lo que tenemos miedo. Pero también incluye todo lo demás, todo lo que te puede volver loco de felicidad.

Suelta y vive la experiencia aquí y ahora.

¿Qué deseamos en este momento?

Date la oportunidad de sentir la experiencia de la soledad sin juicios.

Abandona el sueño de la perfección y enamórate de aquello donde estés, descansando en la presencia.[3]

La soledad desaparecerá cuando nos encontremos a nosotros mismos, no cuando tapemos el agujero con otra persona.

La soledad es el puente entre el ego y el vacío. El vacío es el circulo infinito que nos conecta con el TODO. Experimentar la soledad con total entrega nos permitirá tocar el espacio ilimitado de nuestra alma.

El dolor y el sufrimiento nos permiten crear. El dolor es muy, pero muy creativo. Utiliza su poder. Sufrir es crear.

Angélica Durán Ríos

PERSONAS CON ALTA SENSIBILIDAD… ¿CÓMO VIVIR FELÍZ?

PERSONAS CON ALTA SENSIBILIDAD… ¿CÓMO VIVIR FELÍZ?

Cuando nos hacemos conscientes de que somos personas con alta sensibilidad, tenemos que buscar una manera de vivir más acorde a nuestras cualidades que englobe un cambio positivo de mente para aceptar eso bueno e integrar pequeños detalles que nos hagan estar bien y bajar el ritmo.

Porque si tenemos una vida que nos sobrepasa y nos sobre estimula, entraremos en estrés permanente y estar expuestos al estrés nos puede enfermar.

QUÉ PASA CON LOS PENSAMIENTOS SI SOMOS ALTAMENTE SENSIBLES

Se estima que tenemos unos sesenta mil pensamientos al día. Resultaría imposible intentar controlarlos todos, viviríamos solo para eso. Sin embargo, existe una ayuda para realizar esa tarea: los sentimientos. 

Los sentimientos nos muestran rápidamente lo que pensamos.

Las personas con alta sensibilidad, tenemos la cualidad de percibir antes cuando algo no es bueno para la humanidad, pero también sentimos intensamente las cosas buenas. No se trata de avisar a los demás, sino de tener constancia de nuestra propia percepción sin que nos genere estrés a nosotros y a otros.

Por ejemplo, observa tus sentimientos cuando recibes una mala noticia que no esperabas o cuando algo sucede que sabes con certeza es perjudicial para ti y otras personas. Tu organismo reacciona y sientes instantáneamente una extraña sensación en el estómago o en el plexo solar que evidencian lo que estás pensando.

Para aprovechar este recurso de los sentimientos, tienes que ser consciente de cómo te sientes. 

Tú eres el único que sabe si te sientes bien o mal, nadie puede decírtelo.

Lo importante es que entiendas que:

Es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos.

Si te sientes mal es porque tienes pensamientos que te hacen sentir mal y por consecuencia, atraerás lo malo. 

LAS EMOCIONES Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Tus pensamientos establecen tu frecuencia, y tus sentimientos te indican inmediatamente en qué frecuencia estás. Si te sientes mal, estás en frecuencia negativa y atraes cosas malas. 

Del mismo modo, cuando te sientes bien es porque tienes pensamientos positivos y con ellos puedes atraer lo que te propongas en la vida.

En este caso, tus sentimientos harán que te sientas bien. Aprovecha al máximo esos momentos, sé consciente de que estás atrayendo cosas buenas. 

Las personas altamente sensibles tienen la posibilidad de sentir sus emociones de una forma intensa. Eso permite mayor posibilidad de comenzar a trabajar con su inteligencia emocional

PENSAMIENTOS, ALTA SENSIBILIDAD Y EL UNIVERSO

Avancemos un paso más en la comprensión de esta relación pensamientos, sentimientos y el Universo.

Los pensamientos que mantienes durante un tiempo en tu mente se transmiten al Universo y se adhieren magnéticamente a las cosas de frecuencia semejante.

En pocos segundos, el Universo te acusa recibo de la lectura de esos pensamientos a través de los sentimientos.

Tus sentimientos son tu mecanismo de retroalimentación para conocer tu frecuencia, Por lo tanto, cuando tienes sentimientos positivos, el Universo te está diciendo que tienes pensamientos positivos.

Del mismo modo, cuando te sientes mal, el Universo te está diciendo que tus pensamientos son negativos. 

Como persona sensible emocionalmente, si tienes en cuenta este hecho, cada vez que te sientas mal, puedes tomar la decisión de cambiar la frecuencia de tus pensamientos y comenzar a pensar en cosas buenas.

Cuando empiecen a llegar los buenos sentimientos sabrás que estás pensando en positivo. 

¿CÓMO TRANSFORMAR LO NEGATIVO EN POSITIVO?

Te presentamos un camino muy práctico para lograr la transformación de negativo en positivo.

Cuando te sientas mal o estés desanimado, escucha una música que te guste, canta, baila. Piensa en algo hermoso, el mejor momento de tu vida, una mascota, un bebé o alguien a quien quieras mucho y comienza a disfrutar con ese pensamiento.

Mantén ese pensamiento en tu mente todo lo que puedas y aparta todo lo demás. Verás que comienzas a mejorar. 

Por favor, procura cancelar los pensamientos que te hacen daño y reemplazarlos por eso que te hacen sonreír. Al principio será difícil, pero si prácticas y eres constante lo conseguirás.

Ten a mano una lista de recursos para generar pensamientos positivos: recuerdos hermosos, acontecimientos futuros, una persona que amas, tu música favorita.Recurre a esa lista cuando te sientas mal, enfadado o decepcionado.

Cambia el enfoque y cambiarás la frecuencia.

TRES FORMAS PARA DISFRUTAR DE SER ALTAMENTE SENSIBLE

Crea tu espacio sagrado

Cuando necesites desconectar, intenta estar completamente solo con la menor información sensorial posible. Aunque cada uno es diferente, si realmente eres una persona altamente sensible, le sacarás mayor provecho a la oscuridad, lugares tenues y al silencio. también puedes encontrar una profunda conexión con la naturaleza, encuentra tu lugar y vuelve a ellos siempre que lo necesites.

Conecta y desarrolla la inteligencia emocional

Al ser altamente sensibles, verás que puedes conectar con todo el exterior de un modo muy profundo. En ese caso, practica meditación, retírate a la naturaleza siente los espacios de calma que te ofrece el planeta, trabaja con tu respiración, la vida se inspira en cada inhalación. Disfrútala, siéntela y haz ejercicio físico, conecta con tu cuerpo, con las sensaciones que te aporta estar en movimiento y disfruta de las feromonas que se activan haciendo actividad corporal. Esta es la mejor forma de desarrollar la inteligencia emocional.

Descubre el don la alta sensibilidad

El arte es un don de las personas altamente sensibles. Comienza con algo pequeño como pintar, dibujar, escribir lo que sientes; y luego trata de dar pasos mayores, toca un instrumento, haz un cuadro, aprende fotografía o teatro y exprésate en cada acto creativo, tu energía comenzará a vibrar muy alto y las sensaciones serán placenteras.

Te mereces ser feliz y disfrutar del amor  la paz cotidiana. Tu eres amor, paz y bondad infinita, es tu esencia primordial.

El hecho de que no te sientas así es porque que tienes muchos patrones o bloqueos que podrás liberarlos poco a poco poniendo en práctica la técnica sencilla que te estamos facilitando. Si, aún así, sientes tristeza, puedes buscar apoyo. Conecta conmigo. Puedo darte ayuda espiritual y emocional.