Cuando nos hacemos conscientes de que somos personas con alta sensibilidad, tenemos que buscar una manera de vivir más acorde a nuestras cualidades que englobe un cambio positivo de mente para aceptar eso bueno e integrar pequeños detalles que nos hagan estar bien y bajar el ritmo.

Porque si tenemos una vida que nos sobrepasa y nos sobre estimula, entraremos en estrés permanente y estar expuestos al estrés nos puede enfermar.

QUÉ PASA CON LOS PENSAMIENTOS SI SOMOS ALTAMENTE SENSIBLES

Se estima que tenemos unos sesenta mil pensamientos al día. Resultaría imposible intentar controlarlos todos, viviríamos solo para eso. Sin embargo, existe una ayuda para realizar esa tarea: los sentimientos. 

Los sentimientos nos muestran rápidamente lo que pensamos.

Las personas con alta sensibilidad, tenemos la cualidad de percibir antes cuando algo no es bueno para la humanidad, pero también sentimos intensamente las cosas buenas. No se trata de avisar a los demás, sino de tener constancia de nuestra propia percepción sin que nos genere estrés a nosotros y a otros.

Por ejemplo, observa tus sentimientos cuando recibes una mala noticia que no esperabas o cuando algo sucede que sabes con certeza es perjudicial para ti y otras personas. Tu organismo reacciona y sientes instantáneamente una extraña sensación en el estómago o en el plexo solar que evidencian lo que estás pensando.

Para aprovechar este recurso de los sentimientos, tienes que ser consciente de cómo te sientes. 

Tú eres el único que sabe si te sientes bien o mal, nadie puede decírtelo.

Lo importante es que entiendas que:

Es imposible sentirse mal y tener buenos pensamientos.

Si te sientes mal es porque tienes pensamientos que te hacen sentir mal y por consecuencia, atraerás lo malo. 

LAS EMOCIONES Y LA INTELIGENCIA EMOCIONAL

Tus pensamientos establecen tu frecuencia, y tus sentimientos te indican inmediatamente en qué frecuencia estás. Si te sientes mal, estás en frecuencia negativa y atraes cosas malas. 

Del mismo modo, cuando te sientes bien es porque tienes pensamientos positivos y con ellos puedes atraer lo que te propongas en la vida.

En este caso, tus sentimientos harán que te sientas bien. Aprovecha al máximo esos momentos, sé consciente de que estás atrayendo cosas buenas. 

Las personas altamente sensibles tienen la posibilidad de sentir sus emociones de una forma intensa. Eso permite mayor posibilidad de comenzar a trabajar con su inteligencia emocional

PENSAMIENTOS, ALTA SENSIBILIDAD Y EL UNIVERSO

Avancemos un paso más en la comprensión de esta relación pensamientos, sentimientos y el Universo.

Los pensamientos que mantienes durante un tiempo en tu mente se transmiten al Universo y se adhieren magnéticamente a las cosas de frecuencia semejante.

En pocos segundos, el Universo te acusa recibo de la lectura de esos pensamientos a través de los sentimientos.

Tus sentimientos son tu mecanismo de retroalimentación para conocer tu frecuencia, Por lo tanto, cuando tienes sentimientos positivos, el Universo te está diciendo que tienes pensamientos positivos.

Del mismo modo, cuando te sientes mal, el Universo te está diciendo que tus pensamientos son negativos. 

Como persona sensible emocionalmente, si tienes en cuenta este hecho, cada vez que te sientas mal, puedes tomar la decisión de cambiar la frecuencia de tus pensamientos y comenzar a pensar en cosas buenas.

Cuando empiecen a llegar los buenos sentimientos sabrás que estás pensando en positivo. 

¿CÓMO TRANSFORMAR LO NEGATIVO EN POSITIVO?

Te presentamos un camino muy práctico para lograr la transformación de negativo en positivo.

Cuando te sientas mal o estés desanimado, escucha una música que te guste, canta, baila. Piensa en algo hermoso, el mejor momento de tu vida, una mascota, un bebé o alguien a quien quieras mucho y comienza a disfrutar con ese pensamiento.

Mantén ese pensamiento en tu mente todo lo que puedas y aparta todo lo demás. Verás que comienzas a mejorar. 

Por favor, procura cancelar los pensamientos que te hacen daño y reemplazarlos por eso que te hacen sonreír. Al principio será difícil, pero si prácticas y eres constante lo conseguirás.

Ten a mano una lista de recursos para generar pensamientos positivos: recuerdos hermosos, acontecimientos futuros, una persona que amas, tu música favorita.Recurre a esa lista cuando te sientas mal, enfadado o decepcionado.

Cambia el enfoque y cambiarás la frecuencia.

TRES FORMAS PARA DISFRUTAR DE SER ALTAMENTE SENSIBLE

Crea tu espacio sagrado

Cuando necesites desconectar, intenta estar completamente solo con la menor información sensorial posible. Aunque cada uno es diferente, si realmente eres una persona altamente sensible, le sacarás mayor provecho a la oscuridad, lugares tenues y al silencio. también puedes encontrar una profunda conexión con la naturaleza, encuentra tu lugar y vuelve a ellos siempre que lo necesites.

Conecta y desarrolla la inteligencia emocional

Al ser altamente sensibles, verás que puedes conectar con todo el exterior de un modo muy profundo. En ese caso, practica meditación, retírate a la naturaleza siente los espacios de calma que te ofrece el planeta, trabaja con tu respiración, la vida se inspira en cada inhalación. Disfrútala, siéntela y haz ejercicio físico, conecta con tu cuerpo, con las sensaciones que te aporta estar en movimiento y disfruta de las feromonas que se activan haciendo actividad corporal. Esta es la mejor forma de desarrollar la inteligencia emocional.

Descubre el don la alta sensibilidad

El arte es un don de las personas altamente sensibles. Comienza con algo pequeño como pintar, dibujar, escribir lo que sientes; y luego trata de dar pasos mayores, toca un instrumento, haz un cuadro, aprende fotografía o teatro y exprésate en cada acto creativo, tu energía comenzará a vibrar muy alto y las sensaciones serán placenteras.

Te mereces ser feliz y disfrutar del amor  la paz cotidiana. Tu eres amor, paz y bondad infinita, es tu esencia primordial.

El hecho de que no te sientas así es porque que tienes muchos patrones o bloqueos que podrás liberarlos poco a poco poniendo en práctica la técnica sencilla que te estamos facilitando. Si, aún así, sientes tristeza, puedes buscar apoyo. Conecta conmigo. Puedo darte ayuda espiritual y emocional.