La Mujer espíritu es la mujer chamán, la mujer creadora, la que se ha encontrado con su esencia eterna y tiene la fuerza de manifestación en sus entrañas.

La mujer espíritu transforma, a través de su magia y su bondad, el planeta que habita, y junto con Gaia, edifican un rito uterino para conectar con el universo y vibrar con las fuerzas de la divinidad a través de la sexualidad sagrada.

Mujer espíritu, aprende los 9 pasos de la manifestación

La mujer espíritu cuando despierta se transforma en Mujer salvaje, en Diosa, loba, leona, colibrí, dragón, ave Fénix o tortuga, en mujer grande, pequeña, fuerte e imprescindible…

Da igual con que fuerza te identifiques. Hoy, es tu día, esta es tu vida, este es tu momento, puedes elegir ser lo que quieras ser. Lo más importante es que puedes abrirte a la totalidad, a tu alma y a tu fuerza interior y ser tu misma la que construya tú destino.

¿Cómo? Obsérvate, comienza a ser consciente y a conectar. Presta atención, seguramente estos pasos te resuenen. Si lo sientes, puedes vibrar en ellos.

Recuerda que la verdad realmente está en tu interior. Por lo tanto, yo, solo puedo recordarte algo que tú me has pedido que te recuerde.

 

Los 9 pasos para la manifestación y el empoderamiento

1- Sé consciente de tu gran ser superior.

Ábrete y consigue la fusión con tu esencia pura, esa fuerza interior que te permite realizarte como mujer y activa todos los milagros en tu vida.

 

2- Confía en ti misma y en la fuerza y sabiduría que te creó.

Hay una fuerza en el cosmos a la que estamos todas conectadas. Esta fuerza ha formado parte de la creación de todo nuestro mundo… ábrete a esa fuerza y conecta con la magnitud del universo, observa cómo te empodera y te da la seguridad de que no te encuentras sola.

 

3- Aprende a sentir la unidad, no hay separación entre tú y lo que aparentemente existe fuera de ti en el mundo material.

Todo está conectado y eres parte de este gran plan universal. Recuerda que tus actos mejoran la vida de otras personas, cada uno de ellos, por pequeño que parezca. Permítete ser tu misma y seguir expresando tu amor y tu bondad en todas las circunstancias que se te presentan en tu vida.

 

4- Comienza a atraer a ti todo aquello que deseas.

Si está todo conectado, podremos atraer todo aquello que está en nuestra frecuencia.

¿Qué está sucediendo en tu vida? ¿Qué atraes? Conecta con tu espiritualidad y atraerás la abundancia en todos los aspectos, ¡tu ser, lo tiene todo!

 

5- Respeta tus méritos para recibir

Te mereces todo lo bueno que hay para ti. Has dado con amor, con entrega, has amado, cuidado, protegido, lo has dado todo con sinceridad y entrega. Ahora es parte del círculo del universo recibir todo aquello que has dado. Ábrete a recibir, no juzgues de donde viene, recuerda que el universo paga mucho mejor que las personas… confía y recibe.

 

6- Conecta a la fuente divina con amor incondicional

Tú eres amor incondicional, tú esencia se creó desde esta fuerza, permítete sentir y ser en el amor. Conecta con tu divinidad interior y universal. Vuelve a la fuente, recibe tus dones, tus potencialidades y fluye con este amor incondicional que está en ti misma. Te llevará a las más puras emociones y te permitirá vivir la existencia humana en las más altas vibraciones.

 

7- Medita al sonido de la creación.

Busca en ti esos sonidos, conecta con ellos, vibra según los sonidos que hay en mundo de la creación. Entrégate al placer de los sentidos. El éxtasis es parte de la existencia y nos permite sentir la espiritualidad en el planeta. Vibra, por favor, no te dejes nada, vibra todo lo que puedas con los sonidos de la vida.

 

8- Desvincúlate pacientemente del resultado

La paciencia es infinita, o no es paciencia. Cuándo te desvincula del resultado tu paciencia ocupa todo el espacio en ti, suelta y te permite ser, sin complejos, sin ataduras, con creatividad y placer inmenso. Confía y suelta.

 

9- Abraza tu manifestación con gratitud y generosidad.

Una vez hayas manifestado, siéntete agradecida por lo que has creado y ponlo al servicio de los demás, eso hará que tus manifestaciones sean más puras y cada vez más poderosas.

Lo más notable es que la fuerza interna te permitirá manifestar todo lo que deseas. Y tu conexión con todo el maco-cosmo te llevará a manifestar con un propósito común que incluya a toda la humanidad.

Mujer espíritu ¡empodérate! se tú misma, llevas siglos esperando este momento.

Angélica Durán Ríos